OPINIÓN

La Divina Comedia y la Seu de Mallorca

19/08/2022

Hacia el año 1318, Dante en Italia escribe versos y más versos en La Divina Comedia, y los maestros canteros del Reino de Mallorca levantan mareses y más mareses en la catedral. La coincidencia entre la concepción de la Divina Comedia y de la Seu no sólo es temporal, son muchas más las que se encuentran entre la literatura florentina dantesca y la arquitectura sacro del gótico mallorquín. Tres son las partes de la obra de Dante: infierno, purgatorio y paraíso, y tres son los protagonistas: Beatriz, Virgilio y el propio Dante. También tres son las partes de la obra catedralicia: las naves son tres y tres por tres son las columnas que sostienen el altar mayor. Tipos de correspondencias como éste serían puramente formales. Pero en “El Paraíso” – parte tercera del poema – se encuentran correspondencias más estructurales, y ésta es la más sustantiva: la tríada conceptual “luz-movimiento-amor” formatea igual el disco duro de la Divina Comedia que el de la Sede de Mallorca. La función del sol en el Paraíso es la función del rosetón mayor en la Seu. Tanto como fascina la belleza toscana de Beatriz, fascina la belleza gótica de nuestra catedral. Aconsejo la experiencia: leer El Paraíso de Dante delante o dentro de la Seu y paladear consonancias. La propuesta queda formulada, quedando la emoción asegurada.

Quizá también te interese…

La dignidad de la tristeza

La dignidad de la tristeza

Al igual que hay alegrías patológicas como la del vago y alegrías sanas como las de los padres que aguardan con ilusión el nacimiento del hijo, así hay tristezas. Dignos me parecen a mí las tristezas provenientes de la injusticia, la...

leer más
Clerici*

Clerici*

Consulta la recopilación y descripción bibliográfica de clérigos de Mallorca de entre 1600 hasta el siglo XIX. Esta labor ha sido elaborada por don Pere Fiol Tornila, quien ha redactado cada una de las entradas (más de 5.000) basándose en el Libro de prebendados y beneficiados muertos de la ACM (VAR-15577), así como también en las ordenaciones hechas a partir del obispo Bernat Nadal Crespí (1795), hasta llegar a las que ya aparecen en el Boletín Oficial del Obispado de Mallorca, fundado por el obispo Miquel Salvà Munar (1861).

leer más