OPINIÓN

La Acción Social, una perla de la Iglesia

10/01/2024

Cáritas Española invirtió el año 2022 la cantidad de 457,5 millones de euros para ayudar a 2,8 millones de personas. Algunas de estas personas vivían en nuestro propio país. Pero lo bonito de pertenecer a una iglesia que se define “católica” es que no sólo ayuda a los suyos (no reduce su acompañamiento a los nacionales ni, por supuesto, a los creyentes), sino a todos. A todos, con matices: a todos los que más padecen. No olvidemos que, en 2022, Ucrania era la noticia. Pues bien, se aumentó en un 20’6 % la ayuda en proyectos de cooperación internacional, no sólo en la citada Ucrania, sino en otros 40 países de Asia, África y América. La ayuda a los connacionales se destinó a la adquisición de alimentos, al pago de alquileres de viviendas, y al pago de recibos de los suministros.

         Con satisfacción se deben subrayar cuatro aspectos: el primero, es la colaboración inestimable de los 72.447 voluntarios de Cáritas; el segundo, las aportaciones generosas de los socios y donantes privados (304,2 millones); el tercero, las aportaciones de las Administraciones públicas (152,9 millones); el cuarto, que no se refiere al capítulo de aumentos sino al de disminuciones, los gastos destinados a gestión y administración de Cáritas descendieron al 5,9 %. Hay mucha otra Acción Social buena: en el mismo período, Manos Unidas Española apoyó a 1,7 millones de pobres de la tierra.

Quizá también te interese…

Perdón, Caín

Perdón, Caín

Había cortado la lectura del relato antes de tiempo, el relato de los hijos de Adán y Eva, los dos primeros hermanos de la historia, el agricultor Caín y el pastor Abel. Leí que el primero mató al segundo, y no quise saber más. Perdón,...

leer más
No me parece esencial

No me parece esencial

Esta noche alguien habrá ganado, ¿le parecerá esencial? Hoy alguien perderá, ¿le parecerá letal? Recuerdo que leí la novela “Memorias de Adriano” de Marguerite Youcernar. Hace tantos años que se me olvidaron los pormenores, pero guardo...

leer más
La fe es un combate

La fe es un combate

Siempre entre dos fuegos: creer y no creer. Siempre me he considerado creyente, pero siempre he tenido que luchar la fe. A la fe la he trabajado al por mayor. La fe me ha sido agradable (en el sentido de satisfactoria), pero no pacífica...

leer más