OPINIÓN

La fe es un combate

10/04/2023

Siempre entre dos fuegos: creer y no creer. Siempre me he considerado creyente, pero siempre he tenido que luchar la fe. A la fe la he trabajado al por mayor. La fe me ha sido agradable (en el sentido de satisfactoria), pero no pacífica (en el sentido de quieta).

En mi experiencia religiosa, yo no tengo tanto la sensación de ir hacia Dios, como la de estar atraído por Él, como imantado y abducido. En el juego de la fe, Él siempre, hasta ahora, me ha ganado. Digo hasta ahora, porque el riesgo de mañana está ahí. En la fe se pueden ganar muchas batallas, pero la guerra nunca está decidida. El futuro es siempre incierto, pero por eso mismo, estimulante. La fe, como cantaba Llach, ¿“es penosa lucha” y “no es esperar”? Que es lucha es cierto, pero también esperanza. La fe no dice relación a argumento, sino a confianza. Será por este motivo que me atrae tanto el libro bíblico de Job, el texto más emocionante de una lucha, tan encarnizada como confiada, con Dios.

Ateos y creyentes nos sentimos muy pequeños frente a estos tres frentes: el enigma del universo, el sentido de la vida y el drama de la historia. Por eso, unos y otros hemos mermado el grueso de nuestro propio dogmatismo y nos hemos vuelto más humildes y respetuosos, y eso es bueno.

Quizá también te interese…

Minorías creativas

En contra de la tesis d’Oswald Spengler que sostenía que todas las culturas se regían por el mismo proceso (nacían, crecían, florecían y morían), Arnold J. Toynbee sostuvo que cualquier cultura puede variar su curso si es capaz de ofrecer...

leer más
La Ley del Cielo

La Ley del Cielo

Hay en el mundo una isla que tiene una “Ley del Cielo”. Es la isla canaria de La Palma. Es una ley que regula la luz. En La Palma, en la cima de uno de sus montes hay un importante observatorio astronómico. En sus instalaciones, el...

leer más