OPINIÓN

La Ley del Cielo

10/01/2024

Hay en el mundo una isla que tiene una “Ley del Cielo”. Es la isla canaria de La Palma. Es una ley que regula la luz. En La Palma, en la cima de uno de sus montes hay un importante observatorio astronómico. En sus instalaciones, el trabajo comienza de noche por la sencilla razón de que la oscuridad se hace imprescindible en sus investigaciones. Para proteger la oscuridad, que en este caso es tanto como posibilitar la ciencia, La Palma puede poner una multa elevada a quienes violan la ley, la del cielo.

Pero hay otro cielo además del astronómico. Por eso, los antiguos miraban tantas veces arriba, aunque fuera de día. Sabían que había más estrellas que las observables con ojos naturales y anteojos construidos. Sabían que, además de la posibilidad de mirar hacia abajo, gozaban de la posibilidad de mirar hacia arriba y así ampliar, profundizar y elevar sus prospectivas. Los niveles de contaminación no sólo han afectado a nuestro respirar aire, sino a nuestro aspirar alto. Evidenciamos ser más mamíferos de necesidades que humanos de posibilidades. Los pequeños deseos han suplantado los grandes anhelos.

Además de la ley del cielo canaria que posibilita un más largo alcance telescópico, debe haber la que posibilite un más largo alcance antropológico. También ésta sería llamada “Ley del cielo”.

Quizá también te interese…

Minorías creativas

En contra de la tesis d’Oswald Spengler que sostenía que todas las culturas se regían por el mismo proceso (nacían, crecían, florecían y morían), Arnold J. Toynbee sostuvo que cualquier cultura puede variar su curso si es capaz de ofrecer...

leer más
Enmienda a la totalidad

Enmienda a la totalidad

Ésta es la llamada del interior, y a ella quiero dar respuesta. Al menos, voy a intentarlo. Cuando digo interior, me refiero al interior de mí mismo. Y cuando digo totalidad, me estoy refiriendo a mi identidad. Tengo mi ilusión puesta no...

leer más