OPINIÓN

La Ley del Cielo

10/03/2024

Hay en el mundo una isla que tiene una “Ley del Cielo”. Es la isla canaria de La Palma. Es una ley que regula la luz. En La Palma, en la cima de uno de sus montes hay un importante observatorio astronómico. En sus instalaciones, el trabajo comienza de noche por la sencilla razón de que la oscuridad se hace imprescindible en sus investigaciones. Para proteger la oscuridad, que en este caso es tanto como posibilitar la ciencia, La Palma puede poner una multa elevada a quienes violan la ley, la del cielo.

Pero hay otro cielo además del astronómico. Por eso, los antiguos miraban tantas veces arriba, aunque fuera de día. Sabían que había más estrellas que las observables con ojos naturales y anteojos construidos. Sabían que, además de la posibilidad de mirar hacia abajo, gozaban de la posibilidad de mirar hacia arriba y así ampliar, profundizar y elevar sus prospectivas. Los niveles de contaminación no sólo han afectado a nuestro respirar aire, sino a nuestro aspirar alto. Evidenciamos ser más mamíferos de necesidades que humanos de posibilidades. Los pequeños deseos han suplantado los grandes anhelos.

Además de la ley del cielo canaria que posibilita un más largo alcance telescópico, debe haber la que posibilite un más largo alcance antropológico. También ésta sería llamada “Ley del cielo”.

Quizá también te interese…

Perdón, Caín

Perdón, Caín

Había cortado la lectura del relato antes de tiempo, el relato de los hijos de Adán y Eva, los dos primeros hermanos de la historia, el agricultor Caín y el pastor Abel. Leí que el primero mató al segundo, y no quise saber más. Perdón,...

leer más
No me parece esencial

No me parece esencial

Esta noche alguien habrá ganado, ¿le parecerá esencial? Hoy alguien perderá, ¿le parecerá letal? Recuerdo que leí la novela “Memorias de Adriano” de Marguerite Youcernar. Hace tantos años que se me olvidaron los pormenores, pero guardo...

leer más
La fe es un combate

La fe es un combate

Siempre entre dos fuegos: creer y no creer. Siempre me he considerado creyente, pero siempre he tenido que luchar la fe. A la fe la he trabajado al por mayor. La fe me ha sido agradable (en el sentido de satisfactoria), pero no pacífica...

leer más