OPINIÓN

Las músicas de los campanarios

10/01/2023

Buenas son las orquestas, los órganos y las corales. Pero no agotan lo que es la música del mundo. Hay otros sonidos que son buenos y son dignos de escucha. ¿No es música de la buena, la que escuchamos cuando nos acercamos al mar y las ondas van regando rocas con ritmadas intermitencias? ¿Y no es música buena la que ofrece el campo a la hora que la oscuridad merma y las aves anuncian la aurora? La literatura es otra gran fuente auditiva: leer a Dante o al poeta que él más admiraba, Virgilio, es como leer una partitura musical; la poesía no sólo es una cata de buenos vocablos, también lo es de buenos sonidos.
Quisiera evocar otro ámbito musical encantador, el de las campanas: ¡qué cantidad de registros, qué variedad de volúmenes! Las campanadas pueden ser de repique, de bandeo y de volteo, y tanto pregonan la fiesta como gimen la muerte. ¡Y qué gusto poder adivinar la nota del solfeo que interpreta cada campana! En la Catedral mallorquina, por ejemplo, Eloi da la La, Matines se une ofreciendo el Do, Picarol contribuye con un Mi, Mitja colabora aportando un La bemol… Valioso patrimonio inmaterial, el sonido de tantos badajos que, en lo alto de nuestros campanarios, ejercen, con experiencia a prueba de siglos, el honorable oficio musical.

Quizá también te interese…

Otros cristianos

Otros cristianos

Quiero evocar el caso de una persona que desplegó su espiritualidad de una forma bastante atípica, el de la francesa Simone Weil (1909-1943), la cual, a muchísimos y también a mí, me ha captado el interés y la admiración. Mujer...

leer más
Contra la libertad religiosa

Contra la libertad religiosa

El tren de este escrito circulará por estos dos raíles: uno, el artículo 18 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos que reconoce el derecho a la libertad religiosa, y el otro, los informes de los estudios estadísticos...

leer más