OPINIÓN

Seguidores, perseguidores, perseguidos

10/08/2023

Todos los grandes colectivos humanos que han tenido peso y que han durado en el tiempo han tenido sus vicisitudes históricas. Hay una rama del saber que se llama Filosofía de la historia (que no Historia de la filosofía), y de la que el italiano Vico, el alemán Hegel, el británico Toynbee, el estadounidense Niebuhr han sido grandes cultivadores; han concebido la historia como itinerancia de contrastes.

Muchos grupos humanos han experimentado el pase del pódium al cadalso y viceversa, siendo retenidos intermitentemente como triunfadores e influyentes y como víctimas y cancelados. En el caso concreto del grupo cristiano, su historia registra tres situaciones distintas: situación de seguidores (de Jesús), de perseguidores (de herejes), de perseguidos (los mártires). Quizá no haya ya perseguidores de herejes, pero hay todavía perseguidos por ser creyentes.

Un reciente informe de la organización internacional Open Doors revela que más de 360 millones de cristianos han sufrido persecución en todo el mundo; en su último “Informe de la Lista Mundial de la Persecución” señala que la cifra de cristianos perseguidos “supone un aumento de 20 millones respecto al año pasado”, cifra que representa uno de cada siete cristianos en el mundo, el nivel anticristiano más alto en los últimos 29 años; la mayoría de estos casos se han dado en Asia, en donde 2 de cada 5 cristianos son perseguidos.

Quizá también te interese…

Perdón, Caín

Perdón, Caín

Había cortado la lectura del relato antes de tiempo, el relato de los hijos de Adán y Eva, los dos primeros hermanos de la historia, el agricultor Caín y el pastor Abel. Leí que el primero mató al segundo, y no quise saber más. Perdón,...

leer más
No me parece esencial

No me parece esencial

Esta noche alguien habrá ganado, ¿le parecerá esencial? Hoy alguien perderá, ¿le parecerá letal? Recuerdo que leí la novela “Memorias de Adriano” de Marguerite Youcernar. Hace tantos años que se me olvidaron los pormenores, pero guardo...

leer más
La fe es un combate

La fe es un combate

Siempre entre dos fuegos: creer y no creer. Siempre me he considerado creyente, pero siempre he tenido que luchar la fe. A la fe la he trabajado al por mayor. La fe me ha sido agradable (en el sentido de satisfactoria), pero no pacífica...

leer más